El zaguate tico

Para mí eso es Costa Rica un país lleno de zaguates y no solo me refiero a esos perros callejeros que son súper inteligentes y que andan en las calles sino a toda esa gente despabilada que vive en Costa Rica, que si ellos fueran capaces de invertir esa astucia que tienen en algo productivo ya seríamos un país desarrollado.

Basta con salir a la calle y darse cuenta que el tico siempre anda buscando la oportunidad de salirse con la suya, de ser (aparentar) más inteligente que el mae que hace la fila en la presa de carros, mientras que él muy brillantemente se va manejando por el espaldón de la carretera, en mi opinión es un total y completo imbécil.

Hay otro tipo de tico inteligente y es aquel que se encarga de aprovecharse de lo buena gente que son algunos; de estos hay varios subtipos, entre ellos los que se encargan de pedir limosna en los semáforos, son brillantes y posiblemente millonarios y si usted les pone atención un gran porcentaje de ellos no tienen ningún tipo de discapacidad física que les impida realizar algún trabajo y ganarse sus cinquitos honradamente simplemente son vagos y se aprovechan de su nobleza; como otro subtipo se puede mencionar a los “guachimanes” he de admitir que los odio, de verdad los odio, juegan con el miedo que tiene la gente de llegar a su carro y encontrárselo tachado o chocado o con cualquier tipo de daño porque usted no acordó pagarles por vigilarle el carrito, aunque si su carro tuviera algún tipo de riesgo de que algo le pase créame que ellos no van a mover ni un dedo, en la de menos hasta participarían en el robo.

Otro tipo de tico brillante es el choricero, ese que anda haciendo negocios sucios por todo lado a veces timando a la gente que quiere ganar dinero fácil o comprar cosas baratas (generalmente robada), siempre se escucharan historias de algún amigo al que lo estafo algún tico por un buen negocio que le ofreció y al final nunca le dieron lo que le ofrecieron. Y es este último tipo de tico el que me ayuda a introducir el tema de mi primer post, el tico choricero y político.

Sí, el político tico es la peor  clase de zaguate sarnoso que existe, es capaz de ir a los pueblos pobres a darle besos a las señoras mayores, a los bebés, prometerles trabajo, una vivienda digna y todo lo necesario para llegar al poder y cometer una gran estafa, sí, la estafa de nunca cumplir lo que se le prometió a la gente.

Este político es capaz de llevar a su esposa que es dentista (si estoy hablando de Jhonny Araya) a los pueblos marginados para que brinde servicio gratuito a la gente, lo cual me parece muy bien, es justo y necesario, sin embargo me molesta que estas sean jugadas que se hacen en tiempo electoral, una vez que llegue al poder (¡ojalá que no!), ni se va a acordar de que esos pueblos y esa gente existe, mucho menos de las necesidades que tienen, es más si es posible debilita a la CCSS todo lo que pueda.

dent

Para ser honesto, todo este tipo de políticos me dan asco, son unos expertos en el arte de engañar y timar a la gente y lo peor de todo es que hay gente que sigue creyendo en ellos; existen ciudadanos que votan por un partido político casi que por religión, votan por un color de partido, no por un candidato, perfectamente les podrían poner a Abelardo el de Plaza Sésamo como candidato que votarían por él, esto es exactamente como que lo estafen a uno y a los cuatro años lo vuelvan a estafar con el mismo timo, es posible que no se den cuenta que siempre es lo mismo, que siempre nos vacilan.

Por eso es hora de que utilicemos esa astucia que tenemos los ticos para entrar en razón, nos están viendo como idiotas, ya es hora de que busquemos un cambio, una ideología diferente, algo que no beneficie siempre a la clase más alta, es por eso que tenemos que salir a votar, pero votar no por el mismo timador de siempre sino por alguien con nuevas ideas, que piense en las necesidades de la mayoría, en fortalecer las instituciones nacionales a la CCSS, al ICE, que fortalezca la educación pública, que ordene el despilfarro del gobierno, que sea capaz de crear proyectos de infraestructura sin ser estafado por las concesiones o las constructoras, que mejore la recaudación fiscal, que ponga a los privados de libertad a trabajar para que se paguen por su estadía en las cárceles y lo piensen dos veces antes de querer volver, necesitamos a alguien que piense en las mejoras de los parques nacionales, alguien que impulse el turismo y solo cuando todo eso pase vamos a ser el país más feliz del mundo.

 

Ver noticia http://www.nacion.com/nacional/politica/Johnny-Araya-doctora-Sandra-Leon_0_1372062805.html